Las piedras que favorecen a Piscis

Piedras de Piscis

Los nacidos bajo el signo de los peces gemelos son personas que viven con gran fuerza los mundos del sueño y de la ilusión. De ellos sacan los materiales con los que construyen y cambian el mundo para bien. Son los miembros más intuitivos y místicos del zodiaco. No hay que preguntarles si creen, si no decidir si se cree o no en ellos.

El problema de los Piscis es que rara vez bajan a la Tierra a convivir con el resto de los mortales. Prefieren la compañía de los sueños que han tejido a crear una huella perdurable en el mundo. Su creatividad a menudos se da de narices contra los sólidos muros de eso que llamamos realidad.

¿Qué piedras preciosas son las más adecuadas para el signo de los peces?
Sanguinaria, aguamarina y ópalo: Una tríada de rocas que va a darle a Piscis beneficios que van de lo físico a los espiritual. Con ellas se expande la creatividad y el poder mental, se reciben protección contra los embates de la competencia y la enfermedad, y las bondades de la patria espiritual de los nativos de este signo: el mar. Fortaleza, visión y entereza son los valores que estos amuletos ponen en manos de Piscis, para que su camino en el mundo material sea más grato y dichoso.

Sanguinaria. Está roca de encendido color rojo, que bien le ha ganado su nombre, es un amuleto soberano para los Piscis, pues reúne dentro de si todas las virtudes de las que adolece: las de la Tierra. Este cristal potencia la serenidad, el raciocinio, el cálculo, y hará de todo Piscis una persona que sabrá enfocar en problemas reales y terrenales su gran imaginación. Con este amuleto los nativos del signo de los peces podrán dar la bienvenida, sin temor, al trabajo duro y la creatividad.

Aguamarina. Es un cristal que concentra los dones del mar, tan caros a Piscis. La persistencia, a ambición, la amplitud de miras, la capacidad para ir de un entorno a otro y de penetrar en donde otros no podrían hacerlo. También potencia los dones síquicos de los nativos de este signo, que con este amuleto se convierten en médiums que pueden ver más allá de lo evidente con precisión y sabiduría.

Ópalo. Con su cuerpo iridiscente este delicado cristal puede prestar un gran servicio a los nativos del signo de Piscis, pues evitan algo que es muy común en ellos: los comportamientos obsesivos. Nada mina tanto la confianza en sí mismo de un Piscis que los celos, las frustraciones y los fracasos de la vida cotidiana. El ópalo le ayuda a poner manos a la obra en nuevos objetivos en lugar de seguir presa el mismo lastre.
Selecciona otro signo:
Lo más visto

También te puede interesar

Privacidad