Horóscopo celta El  Ciprés

Ciprés: El Soñador

Del 25 de Enero al 3 de Febrero y Del 26 Julio al 4 de Agosto

El ciprés es, a decir de Platón, el árbol de los sueños. Si hay un árbol en tus sueños o visiones, puedes estar seguro de que se trata de un ciprés. Los celtas lo eligieron como uno de sus 21 árboles sagrados debido a esta cualidad: la de estar en los sueños, la de encarnar los sueños, la de dar a quien duerme a su sombra sueños de ventura y sabiduría.

Si naciste bajo el influjo de este árbol sagrado, los sueños para ti son más que un mero pasaje del día a la noche: concibes en ellos sabiduría, tomas de ellos coraje, son tu guía y más de una vez te han sacado de apuros y de dudas. Los usas como otros a las cartas del Tarot o las runas: para ti los sueños son la vida y las respuestas que la vida te demanda están en ellos.

Tu carácter, si te debes a este árbol, es severo y melancólico. Sabes de las alegrías, pero no dejas de pensar en la melancolía que te provocará su ausencia. Vives bien plantado en el mundo, y eres responsable, pero siempre tienes uno de tus ojos en el suelo, y uno de tus pies posado en la imaginación.

Los ciprés son personas imaginativas y creativas: grandes solucionadores de problemas, hallan la vía para salir de un atolladero, y no saben de conflictos: para ellos cada reto es una oportunidad. No creen en los límites: cada día saben que debemos llevar la frontera de nosotros mismos un poco más lejos. Y así, paso a paso, ir abarcando al mundo hasta dominarlo del todo.

Cuando un ciprés ve a los ojos, desentraña los secretos de esa persona: su vida interior, sus sueños, sus dilemas, sus frustraciones… Los ciprés son grandes psicólogos natos, entrañables consejeros, y entablan una relación empática con todo tipo de especies. Aman a todos los animales y plantas, y sus casas suelen ser pequeñas Arcas de Noé.

Para favorecer tus dones oníricos, si eres un ciprés, hay un pequeño ritual que puedes realizar: coloca una vela rosa sobre el pretil de tu ventana, y deja que arda hasta el final en una noche de luna llena. Deja la cera sobre la ventana una semana, y coloca sobre de ella pétalos de rosas o cuentas de cristal.

Para ser un mejor navegante de los sueños, un ciprés debe llevar un diario pormenorizado de sus sueños, para que no se les escape ninguna de las señales ni de los mensajes que en ellos se le irán revelando.

Sus signos más compatibles: Álamo y sauce.
Lo más visto

También te puede interesar

Privacidad