Horóscopo celta El  Cedro

Cedro: El Oficiante

Del 9 al 18 de Febrero y Del 14 al 23 de Agosto

El cedro, con su fuerte tronco y su aspecto robusto, ha sido desde siempre un símbolo del arte y la religión para los celtas. Por ello ligan la suerte de los que han nacido en las fechas dominadas por este árbol sagrado a la religión, la magia y todo lo que tenga un sino divino y de orden superior.

Los sacerdotes del pueblo de los bosques solían ser personas del signo del cedro.

¿Qué es lo que hermoso árbol, amigo del liquen, de gruesas hojas color turquesa hereda a sus nativos? Ante todo un carácter sereno y una idea de que sólo vale la pena una vida fincada en la sabiduría y la compasión. Para los cedro, hay que dejarse llevar por las presiones de la vida para aprender a dominarlas, de la misma manera que un surfista remonta la ola en el momento preciso.

Los problemas, aseguran los nativos de este signo, son sólo una prueba que nos envía la divinidad: debemos hacer gala de serenidad y visión para saber acometer los retos en el momento justo. Cuando somos más hábiles, cuando somos más fuerte: sólo así hemos de prevalecer sobre aquellos que nos amenaza.

Si has nacido bajo el signo del cedro los celtas creen que dentro de ti hay una gran espiritualidad, que tienes un alma generosa, y que cada uno de tus proyectos tiene que ver (ante todo) con el bien común. Eres un buen consejero: alguien sabe ponerse en los zapatos de otra persona, y sabe lo que siente mientras te cuenta sus problemas.

Así como la madera del cedro fue elegida por ser resistente y aromática para la construcción del Templo de Jerusalén, y a lo largo del tiempo se ha elegido a esta madera para construir sarcófagos, los nacidos bajo el signo del cedro deben optar por profesiones que estén relacionadas con el cuidado en la vida, y con el manejo del dolor.

Los cedro son personas muy decididas y seguras de sí mismas, pues de otra manera no poseerían el temple para ser el apoyo de otros.

Para hacer que tu energía como cedro siempre se mantenga sana y potenciarla, enciende un círculo de velas de diversos colores durante una noche de luna llena. Deja que se consuman del todo a lo largo de la noche. De pie en el círculo que forman, medita sobre lo que deseas para ti y para los tuyos.

Este rito se basa en que el cedro es un árbol que se relaciona a menudo con el fuego, y los restos de una combustión son, para los nativos de este signo, símbolo de la renovación y del renacimiento.

Sus signos más compatibles: Olmo y Ciprés.
Lo más visto

También te puede interesar

Privacidad