Horóscopo celta El  Sauce

Sauce: El Aguador

Del 1 al 10 de Marzo y Del 3 al 12 de Septiembre

El nativo del signo del sauce se rige por la luna, potencia sobre todo su lado femenino, es más consciente de los ciclos naturales y posee una personalidad que se refleja en muchos de los aspectos místicos de la esfera lunar.

Los sauce son muy creativos, intuitivos, con una gran tendencia a desarrollar facultades psíquicas y una gran inteligencia. Tienen un profundo conocimiento de los ciclos naturales (pues su esencia lunar le hace estar fuertemente vinculado con los ciclos de cosecha, las mareas y la floración). De manera intuitiva sabe que fortuna correrá una temporada de cosecha y de trabajo.

A pesar de su lado espiritual, o debido precisamente a él, tienen una perspectiva realista de las cosas, y también son más pacientes que la mayoría de los signos.

Los sauce tienen una inteligencia acompañada de una capacidad natural para retener el conocimiento. Gozan, pues, de una memoria prodigiosa.

Es, a pesar de sus atributos, un signo de personas discretas, que se mantienen en segundo plano para evitar protagonismos innecesarios, por miedo a parecer extravagantes o indulgentes. Esta discreción influye positivamente para que otros aprecien su verdadera naturaleza y le concedan el éxito en la vida.

Dentro de la tradición celta, el sauce tiene una larga historia de simbolismos, asociado sobre todo con las prácticas rituales y metafísicas.

La madera de sauce ha sido (y sigue siendo) usada en las ceremonias destinadas a la mejora de las habilidades psíquicas, en honor a la luna, así como aumentar la calidad de amor en pareja.

El sauce tiene una estrecha relación con el agua, y se le considera habitante de la esfera psíquica de nuestro mundo. Ello se basa en su relación de la luna (otro poderoso símbolo de la energía psíquica e intuitiva) y el peso que ella tiene sobre los aspectos del agua, por ejemplo con el movimiento de las mareas.

Los celtas consideraban al sauce un recipiente de los atributos del agua, y por ello utilizaban su madera y ramas para invocar conexiones más profundas con lo que les rodeaba y con el mundo interior. Hoy en día el sauce juega un papel decisivo en la consecución de visiones psíquicas que permiten una comprensión más clara del mundo en que vivimos.

Los nativos del signo del sauce pueden aprender mucho acerca de sí mismo atendiendo otras de las características esenciales de este árbol: es un árbol flexible, de los pocos que pueden doblarse en poses extravagantes sin romperse. Esta es una poderosa metáfora para moverse en el camino espiritual y a lo largo de la vida. Su mensaje: hay que adaptarse a la vida, en lugar de luchar contra ella.

Sus signos más compatibles: Abedul e Higuera.
Lo más visto

También te puede interesar

Privacidad