Horóscopo celta El  Haya

Haya: El Equilibrista

22 Diciembre - Solsticio de Invierno

La haya nace en el Solsticio de Invierno, un momento que hace que los nacidos a la sombra de este árbol tengan una personalidad cambiante e impredecible. Las personas de este signo celta pueden estar lleno de contradicciones, por una parte, y son a menudo indecisas y evitan la dura responsabilidad de tomar decisiones.

No se trata, como podría parecer, de inseguridad o decidía, si no de los efectos de la visión amplificada de los haya. Pueden ver ambos lados de la historia y comprenden a cada uno por igual. De manera que le es difícil escoger un bando, pues ven puntos buenos en cada extremo de las posturas ante la vida.

Hay, sin embargo, áreas de la vida en donde los haya se sienten seguros y decididos, y no ven sometidos a ninguna forma de la duda. Por ejemplo, saben ir por las cosas buenas, y disfrutarlas, como la comida, el vino, la música y el arte.

Los haya tienen un gusto muy característico, y es un amante del refinamiento. No solamente es un consumidor del lujo y del refinamiento: también poseen un toque de Midas para convertir la monótona rutina de la vida en un espectáculo de belleza deslumbrante.

Los nativos de haya son encantadores, elegantes, y se esmeran en mantener un nivel de vida muy alto, sin que necesariamente aspiren a la riqueza económica.

La haya se ganó su simbolismo debido a sus patrones de crecimiento. La haya es una planta que crece de manera oportunista: sus raíces cavan profundamente, con el fin de obtener un fuerte punto de apoyo para asegurar su propio crecimiento.

Para los celtas el significado de la haya es el de las interconexiones secretas de la existencia. Este trazado de la existencia está reflejado en los estampados de los tapices, escritos y tallados de madera druidas.

Para comprenderse a sí mismo los haya pueden estudiar estas conexiones: las que la vida tiene con la eternidad y la diversidad. La existencia es una ramificación vasta y se expande, todo el tiempo, en nuevas direcciones.

¿Qué nos dice con su desarrollo la haya? Que debemos seguir la corriente que nos permite crecer. Hay que buscar lo mejor de nuestro entorno, situación y ambiente. El estado de ánimo que se debe mantener es el que siempre que fluye para ganar nuestra mayor ventaja sobre los obstáculos que la existencia nos impone.

Sus signos más compatibles: Serbal y Cedro.
Lo más visto

También te puede interesar

Privacidad